martes, 22 de noviembre de 2011

Veselin Topalov

Veselin Topalow.               

Veselin Topalov nació el 15 de Marzo el 1975 en Ruse (Bulgaria). Es un gran maestro de ajedrez búlgaro, número seis de la clasificación de la FIDE con 2775 puntos Elo (lista enero 2011). Su estilo de juego agresivo, arriesgando en ocasiones más de lo debido y siempre jugando a ganar, agrada a un numeroso grupo de aficionados.

Este tuvo comienzos muy brillantes, aunque estos no fueron tiempos fáciles para el, ya que en Bulgaria no existía un gran ambiente ajedrecístico y tuvo que plantearse emigrar. El lugar elegido fue España, país famoso por su multitud de torneos (sobre todo open), en los que un buen jugador podía ascender en la clasificación FIDE con rapidez.  

En 1989, se proclamó campeón mundial sub14 y en 1990, subcampeón mundial sub16. En 1992, obtuvo el título de gran maestro. Desde 1994, compite en el primer tablero del equipo nacional búlgaro. En 1994, la selección de Bulgaria obtiene la cuarta plaza en las Olimpíadas de Ajedrez de Moscú. El 2005 fue unos de sus años mas brillantes ya que tuvo un éxito en Sofía y Linares y fue campeón mundial en este mismo año de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), título que obtuvo en el torneo que se llevó a cabo en San Luis, Argentina, entre septiembre y octubre de 2005. El campeonato enfrentó a los siete primeros del escalafón mundial (excepto el ruso Krámnik, que declinó la invitación por considerarse él mismo campeón mundial de ajedrez "clásico") y el anterior campeón de la FIDE,Rustam Kasimdzhanov.Sin embargo este éxito no le duro demasiado, ya que el 24 de abril de 2006, se anunció que Topalov pondría en juego su título en un encuentro ante Krámnik. El choque se pactó a doce partidas y, en caso de empate, cuatro más a ritmo rápido y se llevó a cabo en Elistá, Kalmukia, Rusia.

Topalov perdió el título mundial en la última partida de desempate ante Krámnik el día 13 de octubre de 2006. Tras esta dolorosa derrota, Topalov sufrió un pequeño bajón en su juego. Tanto él como su manager, Silvio Danailov, recibieron muchas críticas por la denuncia realizada en Elista y esto le afectó negativamente. Tras unos meses dubitativos, Topalov volvió a recuperar la confianza en si mismo y a día de hoy nadie duda que tiene toda su fuerza competitiva intacta. En la actualidad Topi tiene un claro reto en el horizonte: volver a ser campeón del mundo. Para ello deberá derrotar en un match a Gata Kamsky, lo que le daría derecho a luchar por la corona mundial contra el ganador del encuentro entre Anand y Kramnik (otro match Topalov-Kramnik podría ser espectacular). La verdad es que la FIDE ha perdido el norte organizando tanto match, parece que busca tener contento a todo el mundo, pero lo único que ha conseguido es sembrar el caos.
Topalov es un jugador hecho a si mismo, detrás de sus logros hay mucho trabajo y mucho esfuerzo, y se esconde un jugador capaz de poner en pie al público con la belleza sus partidas. Su juego agresivo le convierte en uno de los elegidos para la inmortalidad de este deporte, aunque eso todavía se lo tendrá que ganar. En la actualidad apenas existen GM que nos puedan sorprender con su forma de afrontar las partidas, apenas se puede citar a Shirov, Topalov, Morozevich o Judit Polgar... ellos tienen el cariño del público y sus partidas son las más reproducidas. Topalov también ataca con energía cuando conduce las piezas negras, rasgo poco común en los tiempos actuales. A menudo ese juego combinativo le ha reportado espectaculares victorias y todos ellos han demostrado ser competitivos con esta manera poética de jugar. 



Grupo: 4     María Campos Quiles y Nuria Chica Ávila.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada